Memorias del desarrollo

241a890.jpg

En el desarrollo las personas permanecemos rodeadas de cosas, de productos que prácticamente forman parte de nosotros, de los cuales dependemos inevitablemente, lo curioso es que casi nadie aquí sabe de dónde sale todo lo que usan, la ropa que portan. Vivimos en una burbuja enajenados de todo, incluso de la génesis de nuestras pertenencias, que en ella está la esencia de todo esto que me rodea, algo a lo que llaman Capitalismo.

El Capitalismo, como le dicen a todo es esto, hace que las cosas lleguen a nosotros mediante un proceso, el cual va desde la extracción, producción, distribución, consumo y disposición. Se repite una y otra vez pero no lo vemos, no nos damos cuenta como se realiza, aunque la verdad es que este proceso no es tal como se describe, está lleno de vacío y problemas porque está en crisis. Es un proceso lineal erigido en un mundo en constante cambio y evolución, que le pone límites, los cuales viola.

No obstante, falta algo en este proceso cuando hablamos de él, son las personas, las personas que somos nosotros mismos y en todos los casos vivimos o trabajamos dentro de este sistema, algunas son más importantes que otras, debido a la desigualdad que por nuestra distracción no percibimos y la vemos normal. El gobierno, por citar algún ejemplo, es una de esas personas que se encuentran por encima del común de los mortales y utiliza el dinero de esos mortales, no en beneficio social sino en inversión militar, así es Estados Unidos, este país que es “el más democrático del mundo”. Luego vienen las empresas, las cuales están por encima de los gobiernos, son las verdaderas domadoras de la humanidad, tanto así que los gobierno parece estar más preocupada por ella que por nosotros, el pueblo.

A medida que investigo más me dio cuenta de la realidad del Capitalismo, por ello he decido ver uno por uno de los elementos integrantes del sistema para entenderlo más. Comencemos por la extracción, que es una forma bonita de decir extraer recursos naturales y decir destruir el planeta. Aquí nos topamos con el primer límite impuesto, que trasgredimos y de esta manera explotamos los recursos. En las últimas tres décadas hemos consumidos 1/3 de los recursos naturales del planeta, en tan poco tiempo hemos acabado con tantos recursos.

Estados Unidos solo cuenta con el 4% de los bosques y el 40% de los recursos hidráulicos no son potables; habita aquí el 5% de la población mundial, con el 30% de los recursos y generan el 30% de los desechos. Si todos consumimos a este rito necesitaríamos de 3 a 5 planetas pero solamente contamos con uno. La solución dada a este problema por este país es tomas los recursos de otros, las consecuencias están en que el 80% de los bosques nativos en el mundo han desaparecidos y en la discriminación proferida a las personas que viven en esos países saqueados, pues aunque hayan vivido por generaciones allí no tienen derecho a utilizar sus propios  recursos, pero lo que sucede es que no tienen dinero, y aquí, sin no tienes dinero no vales.

Luego los recursos pasan a la producción, donde utilizamos energía para mezclarlo con tóxicos y otros químicos para fabricar productos contaminados. Hoy se utilizan más de 100 mil químicos sintéticos, de los cuales no sabemos cuál puede ser los efectos que puede dar en nosotros tras la interacción con otras sustancias. Lo llamativo del caso no es eso, sino que los productos van a parar en nosotros, de tal forma estamos expuestos a daños en nuestra salud.

Lo cierto es que los más expuestos a los tóxicos son los propios trabajadores de la fábrica, que en su mayoría son mujeres en edad reproductiva. ¿Qué mujer va a querer trabajar en esas condiciones? Aquellas que no tienen otras oportunidades, esta es una de las bellezas de este sistema. Sin contar que debido a la erosión y explotación de los recursos naturales hace que las personas emigren a las ciudades en buscan de nuevas oportunidades y las únicas que encuentran es trabajar en las fábricas y centros de producción, independientemente que viven en pésimas condiciones.

La producción emana contaminación hacia la atmósfera o al medio ambiente, solamente en Estados Unidos se emiten 2000 kilogramos de tóxicos al año, incluso más; la solución ofrecida ha sido la instalación de estas fábricas en otros países y que sean los pueblos subdesarrollados los que pague las consecuencias una vez más.

Los productos van al mercado donde se lleva a cabo la distribución, esto quiere decir vender esta basura contaminada lo antes posible, de ahí que los precios sean en comparación más bajos, para que la gente siga comprando y continúen moviéndose los inventarios. Pero, ¿cómo mantienen bajos los precios? No pagan lo que deben a sus empleados y le aplican recortes sociales siempre que puede, esto se llama externizar los precios, realmente no pagamos el verdadero consto del producto.

Por ejemplo, un día en un Centro Comercia compré un Radio, cuyo precio era 4.99 dólares. ¿Cómo es posible que este precio haya permitido que yo comprara este radio? Probablemente el metal fue extraído en Sudáfrica, el petróleo en Irak, los plásticos en China y ensamblado en México, realmente por ese precio, yo no pagué por el radio. ¿Quién pago?

Pasamos al corazón del sistema, el consumo, es el motor impulsor. El mundo, y más los Estados Unidos, se ha convertido en una nación de consumidores. De los productos que consumen en Estados Unidos solo permanecen en nuestro poder seis meses después de su compra el 1%, increíble, el resto es basura. Le dan una prioridad abismal al consumo desmedido y no a la salud o la educación; se han hecho de una economía basada en el consumo.

Para fomentarlo han creado dos métodos, la obsolescencia programada y obsolescencia percibida. La Programada quiere decir, diseñar para ser desechado; nos obligan a convertir en basura lo que puede seguir siendo útil, ocurre por ejemplo con las medios informáticos, de los cuales cada año salen nuevas versiones pero la única diferencia entre una y otra es una pieza. Por otro lado la Percibida nos convence a desechar cosas que son perfectamente útiles, esto lo hacen cambiando la apariencia; el mejor ejemplo es la moda, si llevas un ropa que en ese año no está de moda sufre la reprobación social porque no llevas lo que venden en los comerciales o lo que promocionan los artistas, aún y cuando esta moda el próximo año cambie y se retome nuevamente el otro.

La publicidad y los medios de comunicación tienen un papel importante, cada habitante de Estados Unidos es bombardeado con más de 3000 mil anuncias por día, esto lo único que nos dice es que estamos mal pero que podemos estar bien si salimos a comprar. Los medios también ayudan ocultando todo este sistema en sí y hace que lo único que veamos sea el elemento del consumo.

En Estados Unidos tienen muchas cosas, pero les falta lo que realmente nos hace felices, amigos, familia, esparcimiento, trabajamos como nunca y a lo único que se dedica un ciudadano promedio en este país en su tiempo libre es ver televisión y comparar. Al regreso del trabajo no sentamos en el sofá a ver la televisión y esta nos hace saber que no servimos para nada, así que salimos de compras para sentirnos mejor y luego vamos a trabajar para poder pagarlos y así sin parar.

Todo esto termina en desechar, lo cual contamina el medio ambiente y contribuye al cambio climático, pues no se le da un uso renovable a esos desechos. Pero aunque se recicle nuestra basura eso no es suficiente.

Este sistema está en crisis, hemos eliminado varios límites, desde el cambio climático hasta la perdida de la felicidad. Hay que luchar por la protección del medio ambiente, por los derechos laborales, el comercio justo, el consumo consiente y hacer que los gobiernos sean realmente del pueblo y para el pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: